Entradas

Mostrando entradas de 2015

CARTA QUE NUNCA ENVIARÉ

Imagen
La Carta que nunca te enviaré:

A veces me pregunto qué pasaría, si me saltara todas las normas y gritara a los cuatro vientos esta obsesión mía por tu aroma a salitre, la textura de tus mejillas, tu voz y tu manera de sonreírme entre las gentes.
Me pregunto qué pasaría, si fuera capaz de dibujar tus ojos penetrantes en lugar de sus miradas monótonas, tu pelo caracoleando por tus hombros desnudos en lugar de sus sombreros envueltos en aire. Tu sonrisa altanera, en lugar de sus poses convencionales.
Si pudiera plasmar tus manos revoloteando en mi barbilla y esa sonrisa recién amanecida. Pasear al mundo tu nombre, exponer tu alma, la que reflejas con tus actos y tus encantos.
Si pudiera cogerte del brazo, con tu sombrero de paja y tu vestido esmeralda sin escondernos al mundo. ¿Sabes que, en ese instante revelador, sería el hombre más feliz de la tierra?
Pero antes de hombre y enamorado, soy marido, padre, hijo, artista...y después, soy lo que me permiten ser.
Pero estás y no; inalt…

ESE REFUGIO PERSONAL E INTRANSFERIBLE

Imagen
Sintió un frío invernal aquella calurosa noche de agosto.
En un sólo instante, se transportó a ese lugar sin nada, profundo y oscuro, lleno de silencios y miedos. Aquel reducto, de textura y olores ácidos, había conformado la inmensa mayoría de sus días y sus noches. Un rincón impenetrable, sumergido en la indigencia que produce el dolor de la pérdida.
Pero, inconscientemente, miró la fotografía que arrugaba entre sus llorosas manos. Observaba, a miles de kilómetros de distancia, el cambio de su sonrisa, abierta, espontánea como siempre, y al mismo tiempo, diferente, impregnada de madurez.
Sus ojos hablaban con esa intuición femenina que siempre le caracterizó. Esa mirada expresaba con más claridad que mil frases. Los pequeños remolinos de su flequillo, sinuosos, caían sobre sus sienes, mecidos por el vaivén del viento, entretenidos en cautivar. Su cuello alargado, como queriendo traspasar el horizonte, quería más. Saltar lejos, atrapar los sueños y madurar dentro de sus historia…

PARA TÍ, ¿QUÉ ES LA FELICIDAD?

Imagen
¿Qué es la felicidad?
Infinitas respuestas, como los instantes que conforman una vida.
Es una percepción, sutil a veces, imprevisible otras y, casi siempre, furtiva y espontánea. Aparece y desaparece, nunca permanece mucho tiempo.
Es el sentimiento que genera más impotencia, es una lucha constante por permanecer. Enloqueces y desaparece. Te acomodas y desaparece. Estás y desaparece...
Es confusión y desesperanza, adaptabilidad y comunicación. Locura y pasión. Desconocimiento y valentía. Tabú, pensamientos impuros, desorden. Corazón sin compromiso. Es creatividad, pasión, fantasía . Es compartir. Melodías en la madrugada, atardeceres de charlas inconexas. Descanso y tranquilidad. Bendita paz inmune a la melancolía.
Cerrar los ojos , imaginar tu lugar, abrirlos y encontrarlo. Tu espacio, tu hogar, el aroma de las flores que plantaste en primavera, los nuevos retoños, la siesta bajo las palmeras, los abrazos, los suspiros, y ese cosquilleo que recorre todo el cuerpo.
Es un port…

HASTA SIEMPRE

Imagen
En esta ocasión, despido a un ser muy querido que, como todos las personas importantes en nuestras vidas, dejará una huella en el alma.
Yo no puedo expresar con tanto sentimiento como lo ha hecho, su nieta. Es por eso, que en esta ocasión, transcribo sus palabras que son esencia y amor en estado puro.



http://mismurosyyo.blogspot.com.es/2015/06/azul-violeta.html



Azul violeta
Su mirada siempre fue más que azul. Su iris rozaba el violeta que tan bien le sentaba. Ese lila que sólo ella lucía con todo el arte y la elegancia que siempre le ha caracterizado. "No hija. Yo guapa, no. Resultona y muy simpática". Modesta y orgullosa castellana. No ha parido Zamora una mujer más bonita que ella. "Guapa tú una y mil veces", la escucho. La estoy escuchando y estoy sintiendo cómo me coge las manos y me las aprieta con fuerza. La miro. Me mira. Nos miramos. Sigue aquí conmigo. Ella y su azul violeta. Yo y mi verde cambiante. Nunca necesitamos hablar para comunicarnos. Siempre fue …

¿Sabes dónde está el infinito?

Imagen
Hoy, último días del mes de mayo, un cúmulo de nostalgia y satisfacción me obliga a sonreír.
Cierro los ojos y recupero a ese bebe saludable y feliz.
Un niño juguetón y sonriente, siempre en movimiento, descubridor de juegos solitarios, con un carácter independiente,una sonrisa imponente y un llanto impotente.
Recuerdo, cuánto te agobiaba que rompieran tus momentos, tus juegos. Cuánto te molestaba que no comprendieran, ni respetaran tu intimidad.Siempre te costó, controlar lo que no entendías, aceptar lo que te superaba.
Pero creciste de cuerpo y espíritu, aprendiste a controlar tus presiones y a superar las críticas de aquellos que no te conocían y de los que creían que sí. Nunca dejaste de sonreír, muchas veces la sonrisa era tu barrera, la capa más externa que camuflaba todo lo que, por dentro,sentías verdaderamente.
Y así, comenzaste a valorar a los que te ayudaban.
Y así, tus raíces se consolidaban año tras año.
Y así,aprendiste a superar los miedos que tanto te agobiab…

ESENCIA

Imagen
Aunque nunca lo supo, siempre tuvo alas, pero se atrofiaron de no utilizarlas.
Se redujeron a casi nada. A dos minúsculos bultos en esa espalda, tan cansada de llevar la mochila siempre a cuestas.

Muy de vez en cuando, en lo más profundo de su alma, intuía el aleteo de quién se resiste a su propia naturaleza, sentía un cosquilleo en las entrañas, escuchaba una melodía de trinos y entonces, melancólica, elevaba la mirada hacia el cielo. Y quizá por casualidad o por pura metamorfosis, allá arriba, siempre encontraba un azul tan cristalino, como sus ojos, tan claro como su sonrisa, tan despejado como sus sueños.

Nadie le enseñó el lenguaje de esos sueños. Por eso, obedecía las voces terrenales que le obligaban a aferrarse al suelo que no le pertenecía. Las obligaciones enterraban y amordazaban cada uno de sus improvisaciones. Y la mochila se llenaba más y más de "no quieros" y " no puedos", encorvando su vida y destruyendo su esperanza.

Pero un día, igual que …

HORIZONTES

Imagen
¿Puedes ver el horizonte?
¿Por qué no te quitas esa gafas de sol?
Siente este maravilloso día desde aquí arriba, claro, luminoso.
Observa la línea azulada ¿No distingues la perspectiva que yo percibo?
¡Qué extraño! Nuestras miradas se dirigen hacia la misma dirección pero nuestros confines son tan distintos. Quizá sea algo más que vista cansada. Quizá la opacidad de esas lentes que nunca te quitas no te permitan ver mi lejanía, mi cielo azul, ni mi espacio amplio y nítido.
¿No te parece triste? Estamos tan juntos pero tan desmembrados.
Tus manos palpan la tierra húmeda mientras las mías abrazan el aire. Tus piernas, impertérritas,custodian esa tierra de nadie, un territorio sin dueño. Mis pies, en cambio, intentan dibujar soles y estrellas, convertirse en alas, avivando los rescoldos del fuego. El que agitó tantas noches de verano y abrigó muchas mañanas invernales. El que hoy es ceniza.
Si pudieras recobrar la sensualidad, si llevaras algo más que mi soledad.
Parece no existir más p…