PANTA REI

Panta rei kai oudén ménei” es una  reflexión del filósofo Heráclito de Éfeso, que podemos traducir como “todo fluye, nada permanece”
La reflexión de Heráclito es que nadie puede entrar dos veces al mismo río, porque el río siempre cambia. Las  aguas están en continuo movimiento por lo que, aquel que entró una vez al río tampoco puede escapar de la ley del cambio, y, por lo tanto, no será el mismo cuando  vuelva a salir.

Potamois tois autois embainomen te kai ouk embainomen, eimen te kai ouk eimen” (Ποταμοῖς τοῖς αὐτοῖς ἐμβαίνομέν τε καὶ οὐκ ἐμβαίνομεν, εἶμέν τε καὶ οὐκ εἶμεν).[“Caminamos y no caminamos en los mismos ríos. Somos y no somos” o “Ningún hombre camina siempre en el mismo río dos veces, porque no es el mismo río y él no es el mismo hombre”.]

Esta reflexión es una manera de entender la vida. Nunca somos los mismos en el inicio de algo que tras caminar un buen trecho de nuestro sueño. Vamos cambiando cada vez que doblamos un recodo o cuando nos herimos con las rocas afiladas del camino. Al levantarnos fluiremos  con otra cadencia. Sentiremos de otra manera.  Cambiamos con una nueva sonrisa y también con esa nueva impotencia. En cada sentimiento, nace una intuición distinta. Y en este devenir, algunos pensamientos tomarán más fuerza, otros se disaparán sin pena ni gloria. Aquello que era prioritario entonces, hoy es insignificante y lo que pasaba desapercibido se vuelve pura nostalgia al recordarlo. Habrá personas, quereres que mueran para resurgir de sus cenizas con nuevas energias y proyectos. La casualidad y causalidad irán muy de la mano en cada entrada y salida de nuestro río. Pero lo que es inevitable es que antes de entrar, siempre tenemos que salir. Que cada experiencia se alimentan de pálpitos, idas y venidas hacia algún lugar de nuestras mentes. Todo y cada una de esas emociones marcarán nuestra lucha y nuestra vida. Nadar contra corriente y dejarnos llevar bajo las tormentas. Luchar y rendirse. Resurgir y caer. Esto es la vida.Todo fluye, todo cambia, todo deviene. Hay que caminar, bracear entre las aguas, bucear bajo ellas y nunca perder la esperanza en lo que nos encontremos cada nueva mañana.
Inspirado de: https://todofluye.wordpress.com/sobre-este-blog/

Comentarios

Entradas populares