LA ESTATUA DEL CABALLO SIN JINETE


Un Alguien, al que no quiero mencionar en esta ocasión, me lanzó un reto hace un tiempo y yo me pregunté si sería capaz de escribir un relato con dos condiciones:  Tenía que ser un escrito surrealista y atender al siguiente título:

 Relato surrealista.La estatua del caballo sin jinete 

- "Buenas..."
- "Hola..."
- "Llevo observándote un buen rato y..."
- "¿Perdón? ¿Tú, observándome?"
- "Bueno, las apariencias engañan. No te dejes llevar por lo que ves."
- "Ese es el tema,  que no te veo."
- "Ni tú a mí, pero te oigo."
- "Entonces no empieces una conversación diciendo que llevas un rato,observándome."
- "Ya, bueno. Es una forma de hablar...No sabía cómo iniciar el diálogo."
- "Pues para próximas veces, no empieces diciendo que llevas tiempo observándome, cuando ni siquiera me ves. No es una buena manera de comenzar nada."
- "Oye, ¿No te han dicho nunca que eres muy cortante?"
- "¿Yo, cortante? ¡ JA! ahora sí que me has hecho reír."
- "Bueno, en sentido figurado, ¡Claro!"
- "Claro."
                                             - Un silencio -

- "Entonces, ¿te puedo preguntar qué haces aquí?"
- "Pues, como poderme preguntar...puedes."            
                                             - Otro silencio -

- "OK, Entendido. Que, como que tú respondas,  ya es otra cosa."
- "Verás, ¿¿¿eh??? ¿Puedo llamarte PEZUÑA?
- "Bueno,  en realidad mi nombre es..."
- "Pues,  Pezuña no tengo ningún interés en saber ni tu nombre, ni nada de nada."
- "Ya, ya. Eres parco en palabras."
- "Soy parco en conversaciones de besugos."
- "¿¿Besugos?? ¿Dónde están los besugos que no los veo?"
- "Es una forma de hablar, Besugo. Digo, Pezuña."
- "¡Qué no me llamo...! Da igual. Lo que quiero decir es que los besugos también tendrán sus conversaciones y no entiendo por qué razón no tendrían que ser interesantes."
- "Claro...que va a decir una pezuña."
- "¡Oye,oye! Tampoco menosprecies mi ...persona. Yo soy una parte fundamental de un todo."
- ¡Siiiiii! de un todo de cuatro patas que ahora no podrá trotar."
- "Pues mira, ya estamos llegando al principio,  porque de eso te quería hablar. Estoy seguro que tú sabes donde se encuentra."
- "¿Yo? ¿Saber donde se encuentra qué?"
- "No te pongas a la defensiva, y recuerdo haber visto esas botas, colgando de las espuelas de mi caballo."
- " ¿Mis botas?"
- "Sí, sí! Esas mismas, no tengo la menor duda.
- "Y ¿Qué más recuerdas?"
- "El jinete de mi caballo galopaba por el páramo cuando ¡¡¡ZAS!!! Escuché un chasquido.
- "Ahora que lo dices, recuerdo ese golpe seco."
- "¡Eso! y en la caída, me desprendí de la pata  ¿ves? Está que me falta. Y tú...
- "Y yo...de mi cabeza."
- " Bueno, sin darte muchas pistas, sólo de tu cabeza, NO. Pero ¿Ves como la conversación no es de besugos?"
- YA. ¿Y ahora que hacemos?"
- "Pues esperar en el Páramo. Igual vienen a recogernos."
- "¿Quién?"
- "Tu cabeza y mi cuerpo."
- "Y ¿si nos damos una vuelta a ver ...?"
- "¿A ver?¿Para qué? Tú no tienes cabeza."
- "Bueno tu tampoco tienes cuerpo.Y además, eres de mármol."
- "¡¡¡Pues vaya!!!"
- "¡¡¡Pues eso!!!"

                                                                - En ¡Fín! ¡Y esto es todo amigos! -

Imagen extraída del blog:   http://caminosdetinta.com/cuento-o-leyenda-el-cura-sin-cabeza/

Comentarios

Musita HC ha dicho que…
Loquita....me encanta. Eres increible!!!
jordim ha dicho que…
Uh, voy a mirar más bajo la falda de este blog.
Oski ha dicho que…
Jejejeje, surrealista o no, yo habría fundido la estatua de todas todas, ¡qué cansina con las preguntas!

:-) un abrazo
Inma_Luna ha dicho que…
Muy bueno ehh.
Besos
San Carbajo ha dicho que…
Me encató la primera vez que lo leí y me sigue encantando ahora que lo vuelvo a leer.

:)
Soraya ha dicho que…
Me encantó!!! está genial!!!