Seguidores

EL RINCÓN DE BENEDETTI.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice y todo
y en la calle, codo a codo
somos mucho más que dos.

jueves, 28 de noviembre de 2013

MI TROZO DE LIBERTAD.



Mi pedacito de mar. Un revoltijo de remolinos y caracolas donde camuflarme. Olas que me elevan hacia el cielo para hundirme, tan solo en un instante. Una inmensidad de sonidos ingrávidos, un perfecto equilibrio entre las formas y los sentidos que te otorgan el privilegio de volar bajo las aguas.
Durante el insignificante tiempo en el que mis pulmones me permiten convivir con este elemento, invento mi trocito de libertad, imagino un mundo sin inciertas y descubiertas expectativas. Tan solo convierto mi cuerpo en mi espacio y es todo lo que necesito. De nadie dependo, ninguna meta me impongo,disfruto del regalo de no necesitar. Mis pulmones se convierten en agua que aspiran un arco iris de corales y mi cuerpo todo, explora los irresistibles misterios de cada instante que no es mío. Me empapo de la sensación de ser yo misma donde no pertenezco, a pesar de sentir que algún día aquí descansaré. Perderme en la soledad de las profundidades, encontrar los misterios de la oscuridad que no es tan negra, ni tan disonante. No hay "quid pro quo", no hay juego ni revanchas, ni un inicio o un final. Simplemente es el todo o la nada, la opacidad de mis sentidos o a la poderosa luz de mi imaginacion, imaginar lo que nunca existirá, dejarme llevar con las mareas.
Si soy capaz de sentir tanto en un inapreciable instante a pesar de no ser el mío.....cuánto seré capaz de vivir, hasta dónde podré llegar cuando libere a mi mente, respire hondo y disfrute sencillamente de cada brazada de aire que me aproxima a mi trozo de libertad.

1 comentario:

Musita HC dijo...

Hija te dejo sola un momento y hay que ver la que lias