ayúdate, ayúdalos

En un mundo de luces con soles espléndidos y lunas llenas de abundancia, una madre, con total naturalidad, realiza las tareas diarias. En una cocina, con todas las comodidades, está absorta en otras necesidades que no sabe si podrá conseguir. Poder salir al menos unos días de vacaciones, cambiar el sillón que está tan deteriorado con tantos niños creciendo durante años, y ese suelo de madera que está tan estropeado.... Mientras, inconscientemente y con total naturalidad, vacía en su cubo de basura restos de la comida de sus tres hijos, pollo, arroz y verduras,fruta madura y lácteos que no cumplen la fecha de "preferentemente consumir antes de....". Polly, el perrito precioso de la familia, con un corte de pelo profesional, impecable para el verano, mira los despojos. Sus ojos golosos demandan su capricho, pero aquella mama, muy preocupada por el equilibrio de proteínas y calorías, estudiosa de los efectos de los colorantes y conservantes, prefiere tirar aquellos manjares perrunos por si el animal, que no tiene raciocinio, se empacha en demasía. Mientras termina sus tareas, observa a Dani, el más peque de sus vástagos con amor y satisfacción. "Parece mentira, mi chiquitín cumple hoy dos añitos". Los ojos grandes de aquel bebe, transmiten seguridad y alegría, juega con el agua observando como emana de su biberón hacia su trona con todos los puntos de seguridad para que no sufra ningún daño. Aquel bebe, feliz y regordete, con su boquita manchada de chocolate y su babero lleno de restos de helado, sonríe a su mami y el sonido de un eructo es la confirmación de un niño satisfecho, feliz y seguro.
A unos miles de kilómetros de allí, existe un mundo de sombras, sin brillantes soles ni espectaculares lunas con una esfera mas gris que azul y una tierra árida y sedienta en la que, una madre sobrevive a otro día. Aquella noche es más oscura que ayer, escucha la danza de roedores, moviéndose a su merced bajo el camastro que comparten sus tres hijos. Sentada sobre un taburete, frente a lo que antaño fue un rescoldo, hoy cubierto de telarañas, mira los ojos de sus hijos y observa cuál está menos desnutrido, cuál de ellos tendrá alguna posibilidad, una mínima reserva para soportar otro día sin comida. Y con el dolor extremo de la elección, se acerca hasta el más indefenso y le acuna entre sus brazos. Observa sus vidriosos ojos, grandes, que, a pesar del sufrimiento, conservan un destello de luz en los brazos de su madre. Le arropa entre sus sedientos pechos y le canta una canción de cuna, apretándolo fuerte para que sienta el latido de su corazón roto: " duerme mi bien y el dolor desparecerá. Sueña con risas y juegos, sueña con sensaciones de amor y de esperanza,con sonajeros musicales y con aguas cristalinas.... duerme y no llores más...." y bajo este vaivén de llanto, de impotencia y desesperanza, aquel halo de vida se pierde entre sus brazos para no despertar nunca más. Y esa madre, encuentra un alivio porque, su hijo, que hoy cumplió su día 730, ya no sufrirá más...... En este mundo nuestro, de luces y sombras, de envidias y avaricias, donde existe una ingente producción agrícola y tantas reservas naturales que podrían alimentar al doble de la actual población mundial, Sami, Abhula, Arama, Enmaría, Asdrubal forman parte de los mil millones de personas que tienen que enfrentarse cada día al monstruo espantoso de sobrevivir a la hambruna. Más de 5 millones de niños, menores de 5 años, padecen desnutrición y lloran cada noche de hambre. Más de 3 millones de niños morirán antes de cumplir 400 días de vida y más de 5 millones de madres deben elegir a cuál de sus hijos alimentar, cuál de ellos llorará con menos fuerza y enterrar al resto. Hay maneras de colaborar, de implicarse, de sublevarse a esta injusticia, en definitiva de sentirse mejor con uno mismo.

Comentarios

Ladrón de Guevara ha dicho que…
Si no lo hacemos por los demás, al menos hacerlo por que nuestra conciencia no llore como su hambre.

Es triste, pero siempre he creído que hay gente que colabora por el bien de la humanidad y gente que colabora por egoísmo. El motivo el lo de menos, siempre y cuando lo hagamos.

Cuídate.
EL Diario de Ely ha dicho que…
Estoy contigo Ladrón. Lo importante es que ni un sólo niño pase hambre.
favole ha dicho que…
siempre esgrimido por muchos de que "ayudar es egoísta porque un@ lo hace para sentirse bien consigo mismo", deberíamos contestar siempre ¿y qué? El altruismo es la única forma de egoísmo que debería permitirse.
Porque, como bien dices, lo importante es que lo urgente sea atendido, las razones no importan cuando se habla de la vida o la muerte.
Un beso inmenso mi Hada Madrina!!! Gracias por escribir siempre estos relatos que nos hacen tomar consciencia... son muy necesarios. Eres un ángel :)
Un beso inmenso!!!
EL Diario de Ely ha dicho que…
Gracias Favole, mi hada madrina!! Es importante antes de lfquejarnos de nuestros problemas, tomar conciencia de lo verdaderamente importante.Besazos enormes
Oski ha dicho que…
A veces pienso que vivimos ajenos a esa realidad, nos hemos mal acostumbrado a tener de todo y no sabemos ni por asomo lo que es pasar necesidad.

Eso si que es una auténtica tragedia, niños que no tendrán ni la más mínima oportunidad, madres que ven morir a sus hijos sin poder darles nada para comer, saber que no hay futuro...

¿Qué más dan las razones para ayudar a otro? El caso es ayudar.

Gracias por entradas como esta.

Abrazos.