Seguidores

EL RINCÓN DE BENEDETTI.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice y todo
y en la calle, codo a codo
somos mucho más que dos.

martes, 21 de mayo de 2013

NO ME DOY POR VENCIDA

No me rindo, continúo andando. A veces, corro desesperadamente, trazando grandes círculos que me devuelven al principio y vuelta a empezar. Otras en cambio, me descubro perdida en un laberinto, buscando una salida en el mismo camino equivocado. Pero no me doy por vencida. Vuelvo al punto de partida, al mismo sitio de siempre y espero de nuevo, una vez más....... No se muy bien la razón, pero mantengo mi perspectiva y, algunas veces, creo que vale la pena esperar. Desespero, esperando esa señal que me devuelva la valentía, la esperanza que guardé en algún cajón de mis recuerdos hace ya tanto tiempo que no reconozco su nombre, ni su imagen, ni siquiera estoy segura de que existiera. Quizá esperé demasiado para recuperar tanto camino desandado, pero...yo no me doy por vencida. Ahora sí, la rebelión de esta mente activa y viajera está a punto de estallar. Ahogada en un cuerpo impertérrito, esperando, transitando, impasible, que se consume, cansada y desesperada de no ser. Una imaginación encarcelada y una inspiración que salta de cuento a cuento, que inventa historias que nunca serán,simplemente por encontrar su lugar. Y a pesar de todo, no me doy por vencida. Escucho cómo otros esperan mis consejos, recuerdo la paz que transmito a corazones especialmente castigados, abro mi corazón a todos excepto a mí misma y me pregunto cómo es la persona que ven, quién soy, qué quiero hacer y con quién. Y entre pregunta y pregunta se me va la vida......Pero, no me doy por vencida......Voy a mover cada articulación de mi cuerpo anquilosado y marcharé con esta mente, tan abandonada a su suerte que le cuesta creer en las hadas, pero aún así las buscaremos en otros mundos y otras personas y encontrar esa paz que necesito más que respirar. Tras años de destierro, tantos sin volar, olvidé donde escondí mis alas. Devastadores años de mimetizar con otras realidades y otras vidas, de reír por fuera y llorar en mis inmensas profundidades. Pero no me doy por vencida, todavía no.....porque en algún lugar recóndito de mis entrañas voy a encontrar la fuerza para recuperar mi libertad, desatar mis alas y poder ser aquello que soñé, sin miedos, sin esperar nada ni a nadie, y poder gritar al cielo y al mundo: "Por fín, aquí estoy YO ".

3 comentarios:

Ehse dijo...

"Consejos vendo pero para mí no tengo". En realidad lo más difícil es descubrirse y ayudarse a uno mismo. Llevamos años cortándonos con la misma perspectiva, y es difícil hacer ese cambio para vernos desde otro lado y encontrar lo que falla.

Una amiga me dijo que todos tenemos una mochila con las herramientas necesarias para salir adelante en cualquier situación. Recuérdalo, y después cómete el mundo.

Un abrazo!

Oski dijo...

Claro que vas a encontrar esa fuerza Ely. A veces lo más díficil es hacer las paces con uno mismo, les sucede a las personas que siempre han tratado de levantar a otros sin pensar nunca en sí mismos.

También hay que ser un poco egoísta a veces, hay que permitirse el lujo de escucharse y de cambiar las cosas que no nos gustan. Hay que conseguir estar en paz.

A veces hay que volver al punto de partida una y otra vez pero no es un fracaso. Nunca se fracasa, se encuentran formas de cómo no se deben hacer las cosas :-)

Si te faltan manos, brazos o lo que sea. Aquí te presto lo que te haga falta.

Un abrazo enorme.

EL Diario de Ely dijo...

Oski, Eshe....¡Cómo os echaba de menos!!
El cielo me regaló una idea, la que un día me inspiró abrir este blog y, a través de él, tener la oportunidad de conoceros.
Gracias por todo lo que aportáis a mi vida.
Un besazo enorme