TRAMPAS DE DOCTRINAS


Trampas de doctrinas y pensamientos que nos impiden ver la realidad. La necesidad de confiar en nuestra intuición nos hará libres. Debemos traspasar el muro de la desidia. La pereza de tomar una dirección desconocida, es más fuerte que la necesidad de escuchar nuestras voces interiores. Esa intuición que desoímos o silenciamos tan solo por dejadez o simplemente por pensar que las cosas están bien como están. “Virgencita que me quede como estoy” o “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”. Todos ellos están tan incrustados en nuestro acerbo popular que han incubado como un virus en nuestros pensamientos y nos impiden saltar hacia delante.
Aprendamos a congelar los pensamientos atestados de inquina cuya única finalidad es crear animadversión frente a cualquiera que sea diferente.
Debemos ser conscientes de que corazones anónimos y libres se levantan cada dia y se acuestan cada noche luchando por sus sueños e historias personales.
Basta ya. Es el momento de romper rutinas. La unidad de los opuestos. Vidas y almas con pensamientos independientes pero intuiciones parecidas. Quemar cabezas pensativas rellenas como pavos en navidad de aderezos y sucedáneos que encubren el auténtico sabor de nuestra verdad.
Porque no hay verdades únicas, ni pensamientos compartidos.
Porque no existen tendencias que nos separan sino conciencias que nos ahogan.
Porque no coexisten los que corren en pos de imposiciones sino los que vuelan sobre sus intuiciones y esperanzas.
En resumen, se trata de mirar a los ojos de un desconocido y encontrar la mano tendida y saber que compartimos un mismo barco y navegamos en una misma dirección, la de la tolerancia, la del que escucha al opuesto y respeta al contrario, la que llora con el necesitado y disfruta con el animoso. Sin envidias sanas que al fin de al cabo no dejan de ser rencores con cierto hedor a coacción.
El convencimiento de que todos somos diferentes, de que no todos tenemos las mismas necesidades, ni los mismos sueños se convertirá en la fuerza necesaria para comenzar esta lucha, para formar parte de un movimiento revolucionario en su forma y en su fondo. Donde el individuo tiende la mano a otro individuo por encima de condiciones sociales, políticas y religiosas, uniéndose por ideas apolíticas y principios básicos de vida y futuro.
Hoy me siento orgullosa de apoyar moralmente a este emergente movimiento intuitivo y único que espero de corazón florezca como las flores en primavera sin que tormentas ni heladas puedan acabar con sus colores, olores y sabores tan diferentes en su singularidad pero únicos en su conjunto.
Y desde este, mi pequeño espacio, os tiendo mi mano y os recuerdo que, todos vosotros, sin excepción, podéis contar conmigo.

Comentarios

teresa ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
teresa ha dicho que…
Y YO ESTOY ORGULLOSA DE SER TU CUÑADA.PORQUE HAY QUE TENER UN PAR DE HUEVOS,PARA HACER TRES DIAS DE UNA OPERACION DE TRE HORAS, Y QUE HOY SEAS CAPAZ DE PLASMAR DE ESTA MANERA LOS SENTIMIENTOS DE MUCHA GENTE.TE QUIERO

GRACIAS POR TU GENEROSIDAD
ely ha dicho que…
Porque estos días has puesto tu corazón y tantas horas de cariño en momentos tan difíciles para mí.TQ! mucho.