UNA IMAGEN VALE IGUAL QUE MIL PALABRAS


¿Cuál es el sonido de una imagen?. De esa imagen exclusiva y única que solo puede ser tallada con el cincel de la inspiración. Grabada sobre un cristal, sin una apariencia definida, en la que solo podemos escuchar su caótica textura, su incoherente tamaño, su anárquica estructura. Pero, en un solo instante, ilumina las visiones nocturnas y macera los sueños transformando pensamientos casi imperceptibles, en un aullido sordo, minúsculo al principio, pero que va cobrando fuerza según fluyen las ideas a la mente, en el que progresivamente se esculpen notas y melodías, creando una estructura indestructible.
Y aquel sonido ya no es solo uno, ahora son susurros en una mente creativa, ahora es un místico cristal, hiperactivo, ya se percibe una talla de formas definidas, una imagen en total sintonía con el plano espiritual de aquel ser humano que ha hecho posible el milagro.
Y hay tantos prodigios, como mentes maravillosas y sonoras: escultores de palabras, escritores con lienzos, diseñadores de musas, arquitectos de conciertos y plumas que bailan al son de una melodía inacabada.
Todos y cada uno de ellos hacen este mundo mas transparente, más universal, y son capaces de transformar un momento de extrema dureza en un instante mágico, en el que el atropello cruel y la inmoralidad salvaje e injusta mueren bajo las garras de la pobreza y todas los labios sellados, sin voz ni voto, sin fuerza ni furia se agolpan en un chillido de esperanza por un futuro en el que cada uno tienen su lugar donde esculpir su imagen, un espacio para disfrutar de su sonido.
2