Seguidores

EL RINCÓN DE BENEDETTI.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice y todo
y en la calle, codo a codo
somos mucho más que dos.

lunes, 12 de julio de 2010

¡¡¡YO SOY ESPAÑOL,ESPAÑOL.........!!!!!!


Coraje, Corazón, Cabeza, Seguridad, Tranquilidad, Fe, Esperanza, Peligro, Salvación, Perseverancia, Trabajo, Carrera, Extenuación, Insomnio, Plegarias, Sufrimiento, Recuerdos, Juego, Santos, Júbilo, Sangre, Sudor, Lágrimas, Risas, Cantos, Celebración, Besos, Abrazos y Grandeza.
Hoy, 11 de julio del 2010, me siento más orgullosa que nunca de ser ESPAÑOLA, hoy siento tan dentro la marea roja, el podemos, el seremos grandes, seremos fuertes,somos solo uno, el me lo merezco. Hoy no existe ni claro ni oscuro, ni izquierda ni derecha, ni Atleti, ni Madrid, ni Barsa, ni otra autodeterminación que no sea la de sentir este triunfo tan dentro del alma,reflejado en solo dos colores: el rojo y el amarillo. Creo que no debe existir nada comparable como sentirnos abanderados de todo un pais, pasear nuestras ilusiones, sin diferencias, sentirnos especiales y únicos. Hemos sido testigos en Johannesburgo de cómo se suda una camiseta, de experimentar cómo todo un país golpea con un solo corazón y al unísono un balón para ayudar a Iniesta a colarlo entre esos dos palos y cambie una historia. Primer mundial en SudAfrica, primera copa del mundo. Por fín hemos ganado la batalla y hemos tocado el cielo.
Y desde ese momento, se produce la magia. Sentir una bandera con orgullo, sin que esto parezca lo que nunca fue. Un único sentimiento en cualquier parte del mundo. España CAMPEONA DEL MUNDO. ¡Gracias Selección!!, gracias a Iker, a Villa, a Iniesta, a los Sergios, a los Xavis, a Piquet, Capdevilla,Cees, Niño Torres, Puyol, a los que se estrenaron y a los que no, en fín, a todo un banquillo que jugaba con los sueños de tantos, que empujaban a todo un país hacia la gloria, consiguiendo hacernos olvidar problemas, desgracias, difíciles situaciones personales, luchábamos por un sueño y despertamos a una realidad eufórica. Durante 90 minutos más 15, todos estábamos en el Soccer City, corriendo detrás de ese balón escurridizo. A las 8.30 de este domingo de Julio, solo se sufría por las injusticias cometidas a las camisetas azules, impotencia ante una Holanda que nos cosió a patadas, con 13 jugadores, contando al arbitrucho inglés y sin un pelo de listo.
Pero ni siquiera machacando las espinillas de Iniesta y las costillas de Xavi han podido con nosotros, porque la verdad solo tiene un camino y ese ha sido que los naranjitos holandeses han hecho el pasillo para rendirse ante la leyenda roja y hundir la cabeza al paso de una copa del mundo que hoy ha brillado bajo un sol español y que mañana será recibida con los brazos abiertos por todo un país entonando el "VIVIA ESPAÑA".

No hay comentarios: