VOSOTROS, MI MAYOR REGALO

Hoy esta entrada va por tí mi niña.
Ya te imaginas que me has hecho llorar como una magdalena y media, hasta hipo tengo......
Hay una cosa en la que no podemos evitar ser madre e hija, ¿sabes qué es? A pesar de no soportarnos en muchas ocasiones, nos necesitamos la una a la otra desde lo más profundo de nuestras entrañas y esto no cambiará aunque tu cruces 20 océanos y yo tenga el pelo lleno de canas, porque las dos somos AUTÉNTICAS.
Auténticas en querer y también en odiar, en nuestra manera de sentir. No se trata de cómo demostramos nuestros sentimientos sino como lo exteriorizamos a los demás.
Tus ojos parlotean sin tu quererlo todo lo bueno o lo malo que te sucede, y su brillo te delata porque es la muestra más genuina de tu estado de ánimo tan cambiante, tan géminis, tan exclusivo.
Pero ¿sabes qué? yo creo que no eres consciente de lo generosa que eres. Me agradeces que te soporte cada día, cuando la realidad es que no te he tenido que soportar ni uno solo desde la primera vez que te tuve entre mis brazos, tan pequeña, luchando por vivir o morir, elegiste vivir con mayúsculas y no has dejado de hacerlo desde entonces.
Por esa y tantas otras razones has sido un continuo regalo, incluso pienso en momentos en los que no me ha gustado algo que hayas hecho y creéme que no los encuentro o han sido tan insignificantes que se perdieron en el olvido.
En cuánto a mis consejos, creo que sería más justo que el agradecimiento fuera al revés o al menos mutuo. A través de tí he aprendido tantas cosas que nunca hubiera ni imaginado....
No solo de tí, vosotros me aportáis tanto cada día que en realidad no sois conscientes, no sería lo que soy sin nuestras charlas, sin horas de conversaciones, comeduras de coco, coloquios de posturas encontradas, momentos de desencuentros, palique, palique y más palique que cuando sacamos la lengua de paseo no hay quien nos gane.
Incluso he madurado a través de vuestras palabras, vuestros consejos, vuestras advertencias. Hace tanto que perdí la cuenta de las veces que he tirado hacia adelante después de todas estas parrafadas, unas veces, tiernas, otras muy duras, incluso filosoficas, a veces tintadas con reproches y una gran mayoría en las que nos hemos reido hasta no poder más. Nada de ésto lo hubiera vivido sin vosotros.
Y después de todo ésto ¿crees que hay algún esfuerzo y sacrificio en compartir mi vida contigo, con todos vosotros? Te aseguro que no. Me imagino que algo bueno he tenido que hacer en esta vida o en alguna otra para que se me haya concedido un regalo tan grande, porque ésto es lo que sois, mi único, infinito, indescriptible éxito. No hubiera cambiado esta victoria por ningún estatus social, ni triunfo profesional. Cada vez que te observo sin que seas consciente y escucho las risas, la alegría que siempre permanece en la casa, os escucho hablar y compartir entre vosotros toda una vida llena de tenura, de confianza, de constantes muestras de cariño, me hacen pensar en cuánta razón tienes, mi princesita. No tengo derecho a que mis dias malos sean los vuestros, ni tampoco a exagerar ni a hablar con sextos sentidos y no me refiero precisamente a alternar con fantasmas.......
No creas que solo a tí te gusto cuando soy feliz, a mí también me encanta sentirme así y hoy, que he sacado a pasear a mis recuerdos, estoy más segura que nunca en lo que tengo y en lo que puedo perder por mi inexplicable negatividad y siento un escalofrío terrible que me hiela las venas.
Pero como soy la experta madre de una cabeza pensativa, tengo tres master honoris causa, traductora simultánea de pensamientos, especialista en esquivar los dias de "a mi bola", escaladora versada en bajas temperaturas y capaz de torear pequeñas pero acertadas envestidas de orgullo, todas estas aptitudes me han llevado a comprenderte mejor que tu misma, a sentirte muy cerca y a identificarme contigo mucho más de lo que tú piensas.
Yo me quedo con todo lo demás.
Con tus abrazos que cuando los siento sé que son auténticos y proceden directos del corazón.
Con tus risas y tomaduras de pelo, que guardo para mí como una joya.
Con tus conversaciónes, inagotables, inteligentes, audaces, rotundas, con las que tanto he aprendido.
Con tus apoyos incondicionales, siempre tan sinceros y tan acertados, tiernos y cariñosos casi siempre, otros duros e incisivos que me ayudaba a salir de las aguas movedizas.
Con tu forma de bailar que supera cualquier frase que aquí pueda expresar, porque siento tanto que me duele el alma.
Con tu manera de entender la vida, independiente, creando tu mundo, respetando el mío, rodeada de tu gente, acotando parcelas que todo aquel que te conoce es capaz de respetar y de compartir.
Asi que ¿cómo puedo estar tan ciega y no disfrutar cada instante de mi vida con vosotros?
porque este don, este regalo del cielo, de momento, se me ha concedido por partida doble. Sois dos los que me hacéis sentir así, es doble todo este sentimiento, por duplicado todo este cariño y, quién sabe si dentro de unos años, el géminis más pequeño me regalará también todas estas sensaciones y sentimientos. La verdad que tiene dos buenísimos maestros y ya comienza a despuntar como un muy buen alumno.
Si me fuera mañana, me sentiría orgullosa porque dejo el legado más importante que un ser humano puede aportar al mundo. Mi donación es entregarles grandísimas personas, amigos de sus amigos, auténticos, responsables, seguros del camino que deben tomar, con la fuerza suficiente como para no realizar el viaje equivocado, y con la seguridad de que, a pesar de ser tan diferentes, se conocen lo suficiente como para entenderse y soportarse, por lo que sus manos siempre estarán entrelazadas y el cariño que han compartido les acompañará el resto de sus dias.

Por todo esto y tantas otras cosas imposibles de enumerar, Os quiero más que a mi vida y siempre serás tú, mi cabeza pensativa.....tú, mi ordenado calculador, ente maravilloso y único que volará muy lejos y muy alto y tú, mi pequeño de la risa más contagiosa capaz de sumergir toda la casa con tus voces y tus sonrisas.
GRACIAS POR SER MIOS.-

Comentarios

sandrita2991 ha dicho que…
¿Tú sabes como estoy ahora por tu culpa? Como tres magdalenas... jajaja
(L)(L)
ely ha dicho que…
Es que somos todo sentimiento, qué le vamos hacer...
Acabo de leer la entrada de Manu y la canción y estoy echa polvo por no poder comentarle, esto es una EMMMMMMMMME...!!!!!!. gracias a vosotros estoy convencida en que creer es poder. TQ! siempre contigo