Seguidores

EL RINCÓN DE BENEDETTI.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice y todo
y en la calle, codo a codo
somos mucho más que dos.

sábado, 17 de octubre de 2009

ÉRASE UNA VEZ..

Érase una vez, hace mucho, mucho tiempo.....Solo palabras que me traen a la memoria, maravillosos recuerdos. Historias mágicas, príncipes y heroínas acunándome cada noche. Entonces,mi imaginación infantil e inocente volaba a fantásticos mundos.Hoy, me invade la desesperanza....Después del " fueron felices y comieron perdices..."finaliza el cuento y comienza la historia. La realidad, cruda a veces, amarga otras, nos hacen perder la esencia de esas pequeñas cosas y, solo conservando nuestra ingenuidad, seremos capaces de disfrutar de los detalles sencillos, casi inapreciables.En el caminar del tiempo, la historia fluye para recordarnos quienes somos. Si pudiéramos valorar estos intangibles momentos, nuestras príncipes y heroínas serían menos perfectos, como quien comparten nuestras miserias. Ésos, que no nos olvidan cuando somos invisibles, aquellos que sufren con nuestros miedos, los que nos regalan una risa limpia, un abrazo, un hombro donde apoyarnos.... Caballeros de oxidada armadura que siguen creyendo en nosotros, incluso cuando nosotros hemos dejado de hacerlo y nos enseñan que lo más importante es vivir desde dentro de nuestro corazón. Por fin he descubierto que él siempre estuvo ahí, esperando a que despertara...Y es, en este momento de lucidez, en el que nos aceptemos tal y como somos, despertando a un resplandeciente mañana. Somos invencibles porque creemos en nosotros mismos, sin prejuicios, ni convencionalismos. Historias en las que no es importante el final, porque lo realmente mágico es VIVIR , reír de impotencia y llorar de felicidad, amar sin condiciones y perdonar sin resentimientos.El éxito no es amasar fortunas, ni reconocimientos, sino el que perdura en el tiempo y en el corazón de los que compartieron glorias y derrotas.El mayor triunfo es hacer reír a los que adoras. La mayor gloria envejecer rodeado de los tuyos.La esencia de la vida es la alegría de sus risas, el orgullo de sus triunfos.Esta es la única historia con la que sueño cada noche y que me hace sentirme alguien extraordinario cuando despierto cada mañana.Y este es mi agradecimiento a esos príncipes y hadas que me acompañan cada día compartiendo mis penurias, mis fracasos, mis miedos, y disfrutando de mis éxitos y alegrías.Para vosotros va mi relato porque sin vosotros mi vida no tendría ningún sentido."Y colorín colorado del cuento ya he despertado".

No hay comentarios: