Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

ESE REFUGIO PERSONAL E INTRANSFERIBLE

Imagen
Sintió un frío invernal aquella calurosa noche de agosto.
En un sólo instante, se transportó a ese lugar sin nada, profundo y oscuro, lleno de silencios y miedos. Aquel reducto, de textura y olores ácidos, había conformado la inmensa mayoría de sus días y sus noches. Un rincón impenetrable, sumergido en la indigencia que produce el dolor de la pérdida.
Pero, inconscientemente, miró la fotografía que arrugaba entre sus llorosas manos. Observaba, a miles de kilómetros de distancia, el cambio de su sonrisa, abierta, espontánea como siempre, y al mismo tiempo, diferente, impregnada de madurez.
Sus ojos hablaban con esa intuición femenina que siempre le caracterizó. Esa mirada expresaba con más claridad que mil frases. Los pequeños remolinos de su flequillo, sinuosos, caían sobre sus sienes, mecidos por el vaivén del viento, entretenidos en cautivar. Su cuello alargado, como queriendo traspasar el horizonte, quería más. Saltar lejos, atrapar los sueños y madurar dentro de sus historia…