Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

HASTA SIEMPRE

Imagen
En esta ocasión, despido a un ser muy querido que, como todos las personas importantes en nuestras vidas, dejará una huella en el alma.
Yo no puedo expresar con tanto sentimiento como lo ha hecho, su nieta. Es por eso, que en esta ocasión, transcribo sus palabras que son esencia y amor en estado puro.



http://mismurosyyo.blogspot.com.es/2015/06/azul-violeta.html



Azul violeta
Su mirada siempre fue más que azul. Su iris rozaba el violeta que tan bien le sentaba. Ese lila que sólo ella lucía con todo el arte y la elegancia que siempre le ha caracterizado. "No hija. Yo guapa, no. Resultona y muy simpática". Modesta y orgullosa castellana. No ha parido Zamora una mujer más bonita que ella. "Guapa tú una y mil veces", la escucho. La estoy escuchando y estoy sintiendo cómo me coge las manos y me las aprieta con fuerza. La miro. Me mira. Nos miramos. Sigue aquí conmigo. Ella y su azul violeta. Yo y mi verde cambiante. Nunca necesitamos hablar para comunicarnos. Siempre fue …

¿Sabes dónde está el infinito?

Imagen
Hoy, último días del mes de mayo, un cúmulo de nostalgia y satisfacción me obliga a sonreír.
Cierro los ojos y recupero a ese bebe saludable y feliz.
Un niño juguetón y sonriente, siempre en movimiento, descubridor de juegos solitarios, con un carácter independiente,una sonrisa imponente y un llanto impotente.
Recuerdo, cuánto te agobiaba que rompieran tus momentos, tus juegos. Cuánto te molestaba que no comprendieran, ni respetaran tu intimidad.Siempre te costó, controlar lo que no entendías, aceptar lo que te superaba.
Pero creciste de cuerpo y espíritu, aprendiste a controlar tus presiones y a superar las críticas de aquellos que no te conocían y de los que creían que sí. Nunca dejaste de sonreír, muchas veces la sonrisa era tu barrera, la capa más externa que camuflaba todo lo que, por dentro,sentías verdaderamente.
Y así, comenzaste a valorar a los que te ayudaban.
Y así, tus raíces se consolidaban año tras año.
Y así,aprendiste a superar los miedos que tanto te agobiab…