Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

A MI MAYOR INSPIRACIÓN.

Imagen
La imposición de una forma de ser o de actuar forzada, te lleva a carecer de naturalidad.
El reconocimento de tus debilidades por encima de tus virtudes te conducen a la inseguridad.
El temor a equivocarte es el camino más recto para fracasar.
Interpretar las palabras y las acciones desde el lado más oscuro es sinónimo de hundirte en nocivos pensamientos.
Y si estas sensaciones se aúnan en un solo pensamiento, se suelen disfrazar en acción y efecto de exigir, de pretender alcanzar la perfección.
La perfección es lo contrario de excelencia, la verdadera idealización en la vida de cualquier ser humano, no es exigir superioridad, ni intentar culminar una idea o un ejercicio. Realmente la espontaneidad, el privilegio de ser imperfecto, la sencillez para aceptar las equivocaciones, la valentía de vivir con tus miedos, convierte cada uno de los defectos en virtudes capitales que engrandecen a una persona.
Las carencias ya no son lastres que arrastras como un estigma.
El enfrentamiento a cuerpo d…

EL PASO DE LOS AÑOS

Estaba frente al espejo,indagando entre las penumbras del cristal y no conseguía reconocer el reflejo. Quizas el brillo de sus ojos o su mirada perdida y serena vislumbraba un insignificante rescoldo de lo que existió.
El paso de los años es impertérrito.No sabe de sentimientos, ni de nostalgias, es impasible ante el cruel discurrir del tiempo. Sus huellas sobre el asfalto conforman una estela de surcos, hendiduras de risas y llantos, estrias de pasiones y decepciones, rastros de su andadura por noches desiertas y dias vacíos.
Entre tantas huellas del pasado, reconoce en aquella insignificante mirada la ilusión por la vida, el cariño de los suyos, el olor a hogar, la nostalgia de una canción de cuna y aquella imperceptible muestra de felicidad, crece desmesuradamente hasta iluminar su rostro, evitando las penumbras de la imagen reflejada en el espejo tan solo hacía un instante.
La luz es poderosa y aparece en cualquier ínfimo rescolodo del alma. Rescatar un recuerdo dichoso era recobr…