Seguidores

EL RINCÓN DE BENEDETTI.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice y todo
y en la calle, codo a codo
somos mucho más que dos.

sábado, 29 de mayo de 2010

FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Quien conoce a los demás posee inteligencia;
Quien se conoce a sí mismo posee clarividencia.
Quien vence a los demás posee fuerza;
Quien se vence a sí mismo es fuerte.

Como adivinó este chino, un tal Lao Zi, este pensamiento parece estar inspirado en tí.
Pero además de ser inteligente, clarividente y muy muy fuerte, posees otras muchas cualidades con las que te parió la que aquí suscribe, que paso a enumerar con la seguridad de que dejo muchas en el cajón de mis secretos.
Desde hace ya 19 años, no he conocido alguien tan luchadora como tú.
Desde el primer día que los abriste, tus ojos cautivaron a todo aquel que es capaz de reflejarse en ellos llegando hasta tu corazón, descubriendo tanta sensibilidad que te rebosa por los poros de la piel.
Tu primera sonrisa iluminó toda mi vida y no ha dejado de hacerlo, es tan poderosa que logra sanar mi mente y mi alma, y con toda seguridad alegrará todos los dias de mi vida.
Siempre me has sorprendido por tu elocuencia. Ya con 2 años me fascinaba tu particular verborrea repleta de simbolismos a base de sonidos guturales, la cual continuó, no muchos años después, desconcertándome con frases divinas que quedarán en los anales de nuestra historia familiar ("cabecita pensativa", "Esto es vida"... y tantas y tantas....). Hoy me impresiona tu forma de pensar y de plasmarlo sobre papel, me sobrecogen tus palabras y me fascinan tus pensamientos.
El tiempo es una carrera tras otra, corre, en una maratón infinita, sin descanso, sin agujetas y, probablemente, destripará muchas de tus metas, pero a la vez, te mostrará otras alternativas, otras gentes, otros lugares.
El tiempo te aleja de tu pasado y te acerca inevitablemente a tu futuro y entre carreras ya pasadas, ganadas o vencidas, y las que están por llegar, tienes TU PRESENTE. no lo desaproveches, pensando en lo que pudo ser y no fue o en lo que estará por llegar, porque solo te servirá para perder un minuto de tu hoy, tan efímero como impulsivo. Por tanto VIVE tus horas de este 29 de Mayo , disfrutando cada instante de este día, y no olvides que no merece la pena preocuparse demasiado porque, en definitiva, lo bueno y lo malo, solo dependen del prisma con el que te enfrentes a la vida. Piensa siempre en positivo y experimentarás momentos auténticos que, con el paso de los años, alegrarán tu corazón y, como me ocurre a mí, darán un sentido maravilloso a tu vida.
Te Quiero y te deseo en los próximos 350 años, una continua explosión de felicidad.

¡¡¡¡Feliz noche y día!!!!!!.

viernes, 14 de mayo de 2010

PEQUEÑO GRAN SECRETO

Un zumbido en su cabeza, alteró aquella paz . Tanteó en la oscuridad, intentó apagar aquel estallido, pero el ruido continuaba muy dentro de sus entrañas, no se trataba de ningún reloj. El sonido era más intenso, su mente iba estando más lúcida y ella reconocía con más intensidad aquel ruido monótono. De nuevo, aquella tremenda y oscura realidad que cada noche intentaba esquivar.
Tristeza, soledad, impotencia, dolor......

-¿Por qué no me dejáis descansar? - gritaba con toda sus fuerzas. Sus interlocutores parecía no inmutarse. Su única inquietud, finalizar su cometido y lo cierto es que eran muy profesionales, quizá demasiado.....

Trás un tiempo que a ella le parece una eternidad, de nuevo, el soniquete se detiene.

-Por fín estás de vuelta.....no vuelvas a marcharte, no podría soportar otra vez este infierno-

Sus palabras eran apenas murmullos, no necesitaban más, sus fuertes manos, entrelazadas con las suyas la lanzan al exterior y una bocanada de aire fresco inunda sus pulmones. Sus miradas les erizan el bello, y la ansiedad por estar juntos es tan intensa que sienten punzadas en el corazón. Aquellos labios se pasean por su boca, despacio, sintiendo cada tacto, cada poro....y las punzadas de deseo son tan intensas, que se pierden en un beso interminable cálido, húmedo, apasionado... Ya no existe tristeza, ni soledad, ni tampoco dolor, solo ellos dos rodeados de luz. Aquel lugar intransferible y exclusivo, emana paz por doquier, el olor de la menta, las melodías de los árboles meciéndose con el viento, les descubren fundidos en un abrazo.

- No puedo retenerte aquí. Este, no es tu mundo, sería tan egoista si te retuviera conmigo.- Le increpaba él con los ojos enrojecidos.

Ella, asustada por perderlo de nuevo, le implora:

-No te vayas, otra vez. Me has mostrado otras expectativas. He aprendido a querer todo lo que tu amas. Ahora tu sitio es el mío y no puedes convencerme a vivir en un mundo en el que tu no estés.
Pero él continua:
-No lo entiendes, esto no es un juego, no hay vuelta atrás. Y eres tan apasionada, tan hermosa, tienes tanta vida que compartir. La realidad no siempre es lo que parece, debes esperar, profundizar más y ser objetiva antes de tomar una decisión.........


De repente aparecen las sombras de nuevo, su olor se desvanece, sus caricias se ocultan con el sol, su rostro se pierde en la oscuridad del bosque, unas voces se escuchan en la lejanía y otra vez el zumbido, el dolor, la impotencia, la soledad de aquellos hombres y mujeres que trabajan afanosamente contra reloj, sin ni siquiera contar con su aprobación.

- ¿Cuándo me dejarán en paz? ¿Cuándo acabarán con todo ésto?- una lágrima casi perpetua se desliza por sus pómulos, la única señal de su impotente súplica por recuperarle.

Entonces algo cambia. A su lado, alguien la transmite calidez y confianza. Entre sus brazos acuna un álbum. Parecen fotos.....Se sienta a su lado y mirándola a los ojos, toma su mano con tanta dulzura que por un momento recuerda aquellas otras caricias. Esa voz ,tan familiar...

- "Esta mañana, arreglando tu escritorio he descubierto por casualidad el lugar secreto. Debo confesarte que nunca pensé que existiera. Ahora me alegro de haberlo encontrado. Este cuaderno es todo un hallazgo maravilloso para mí porque, por fín soy capaz de entenderte y aunque no te lo creas, de envidiarte."-

Abre con mucha delicadeza el cartapacio. Sus ojos observan con dulzura las páginas y las comisuras de sus labios tiemblan de emoción o de tristeza...

- Siento leer algo tan tuyo, tan íntimo y personal, pero creo que en las actuales circunstancias, sabrás perdonarme........- y pausadamente la voz, asombrosamente amiga, comienza a leer el cuaderno:


-"No se cuando ocurrió, no lo busqué, él me encontró. Tampoco se muy bien porqué te escribo, quizá para sentirme mejor, acaso esperando que algún día puedas entenderme. Ni en sueños pensé que, a estas alturas de mi vida, pudiera suceder. Fue un instante. Sus ojos se encontraron con los míos, por casualidad, como suelen ocurrir los acontecimientos que cambian la vida de una persona, no se plantean, no se buscan y cuando aparecen, tampoco se cuestionan.
Debo confesarte que me había convertido en una versión en blanco y negro de lo que fuí. Un día solapaba al siguiente sin que nada ocurriera, vidas contemplativas, en las que todo ha terminado antes de que suceda.
¿Cuando perdimos las cómplices miradas? ¿Y aquellos besos furtivos? ¿En qué momento desaparecieron las vibrantes caricias, dejando paso a simples encuentros cálidos?.
Pero cuando aquella sonrisa atravesó mi alma, comprendí que ya nada sería lo mismo.
Lo siento, me rendí, la monotonía había ganado la batalla. Me hubiera gustado volver a nuestro principio y recuperarte, pero no podemos retroceder en el tiempo.
Apareció y mi mundo y el tuyo tomaron, en ese mismo momento, direcciones opuestas.
Yo se que tu intuías este cambio de actitud, el brillo de mis ojos, mi buen humor, esa necesidad de sentirme más bella. Quizás si tu reacción hubiera sido otra.....
Hoy, sé que estabas jugando tus cartas, contabas con mi lealtad, sabías que mi fidelidad y mi compromiso con lo que habíamos construido juntos me retendría a tu lado. Y esto era suficiente para tí. Se trataba de una tormenta pasajera, un capricho, una manera de llamar tu atención. Y permaneciste impasible, esperando a que pasara el temporal...
No creiste importante luchar por recuperarme, porque nunca entendiste que cada día que pasabas en este estado de pasividad me alejabas más de tu mundo y me obligabas a refugiarme en el suyo. No supiste ver mis ganas de echar a volar, huir de esta existencia tan gris.
No quiero ni pensar que ya lo sabías......
Por las noches escucho tu sueño placentero y me pregunto si alguna vez existió algo más que respeto y entonces recuerdo lo mucho que nos amamos. Quizás algún día sea algo más valiente y un poquito menos fiel y me marche lejos, sea capaz de volar lejos y comenzar a sentir de nuevo".

Él, levanta la vista , sus ojos llenos de lágrimas no le permiten continuar leyendo. Se dirige a ella mirándola fijamente, como intentando llegar a su alma:
- "Cuando supe que un desconocido había realizado un acto tan valiente, me emocioné. Hay tantos héroes anónimos, personas que pasean a nuestro lado y, que en tan solo un momento, son capaces de detener el tiempo y salvar una vida sin pensar que puedan perder la suya. Me dijeron, Iba detrás, cuando aquel camión perdió el control.....".-
Mirando de nuevo el album, continúa su monólogo:
-"Ahora, trás descubrir tu secreto, comprendo que, además de un salvador, fue un amor incondicional, quién te salvó. En estas fotos parecéis tan felices. Intuyo, por tu sombrero de flores, que ésta os la hicistéis aquel fín de semana que me marché a Munich. Nunca reiste así conmigo, nunca unas imágenes tan inocentes, estuvieron cargadas de tanta sexualidad. Observo sus ojos mirándote y no siento rabia, ni tristeza, solo puedo sentir agradecimiento ".
Cierra el libro y lleno de dolor coge sus manos con fuerza, como transmitiendo todos sus sentimientos en esa caricia:
-"No se cuál hubiera sido mi reación, quizá no soy un héroe o acaso sí, pero nunca dejé de amarte. Solo tu presencia, me hacía fuerte y confiado. Nunca sentí ninguna amenaza, nunca seguí ninguna estrategia. Tan solo era tan especial mirarte, que sentirte tan cerca, era cuanto deseaba".-
La besa con delicadeza, aún sabiendo que no será correspondido:
-"Ahora se que nuestro amor se marchita y yo no quiero perderte. Regresa a mí. Enséñame cómo amarte de nuevo. No conozco otra manera de decir lo que siento por tí."-
Otra vez aquel chirriante sonido.....

En la habitación entran precipitadamete un médico y una enfermera, exploran a la paciente. Solo un zumbido advierte de la línea plana en el monitor.
_ Salga de aquí por favor_ le informa el cirujano-" su mujer, ha vuelto a recaer, tenemos que intervenir inmediatamente o será irreversible-
Los ojos del marido denotan la impotencia de haber llegado demasiado tarde. Si la hubiera hablado un año atrás como lo ha hecho ahora, un año perdido de visitas a diario, un año en el que, quizás hubiera salido del coma para elegir su realidad.
Con la conciencia divida, ella debe elegir entre un amor real ,y ahora sabe que incondicional, o imbuirse en un cariño desconocido, casi enfermizo.
Pero ella ha dejado de escuchar.
Ahora ,el sol brilla con fuerza en lo alto de la montaña y el olor a menta invade toda la pradera. Y con sus ojos llenos de serenidad y dulzura, le sonríe:

_ "Sabía que no me abandonaráis, sabía que me traerías de vuelta. Nuestro secreto ha dejado de serlo. Conoce tu existencia, ya sabe lo que sucedió. Me siento bien porque al fín, ha comprendido. Él me ha tenido toda una vida, ahora necesito compartir contigo toda la eternidad."-

Mientras, en aquella habitación fría de hospital, el zumbido desaparece, la máquina se apaga y el silencio se hace insoportable porque aquel hombre, arrodillado a los pies de la cama, abrazado a su secreto, sabe que, solo le quedan sus recuerdos y, desde hoy, tendrá que aprender a vivir sin ella.

martes, 11 de mayo de 2010

CIEGA, SORDA Y MUDA

Si pudiera pedir un deseo, hoy al igual que ayer y lo mismo que mañana, te suplicaría que me cantaras una canción, te rogaría que me prestaras una de tus sonrisas para poder disfrutarla cada día, te mendigaría un abrazo, un cuánto te quiero, un "no pasa nada", "todo está bien", "yo siempre estaré aquí, muy dentro, tan profundo que te dolerán las entrañas". Si te sirve de consuelo, sé que lo decías de corazón, pero por desgracia, no siempre podemos cumplir todo aquello que prometemos.....
Si pudiera sentirte solo un instante, respirar tu olor a brisa fresca y abrazarte un solo momento, reflejarme en tus ojos y percibir, solo una vez más, nuestra complicidad.
Si estás ahí, en algún escondido lugar, arriba, abajo o a mi alrededor, ¿Porqué no te siento?
Mis recuerdos viven en mi corazón y en mi alma, me alimento cada día de tantos entrañables momentos, dulces, tiernos, irrepetibles, pero ¿Porqué no me hablas como lo hacías? o ¿Es que soy yo, que ya no te escucho?.
Quizá tu ausencia es tan profunda que me he vuelto sorda y ciega y hasta muda.
Probablemente estés tan lejos de mí que no puedas alcanzar mis pensamientos.
¡Qué más te puedo decir? Yo solo percibo maravillosos recuerdos de mi niñez, mi adolescencia, mi juventud, ahora guardados en una telaraña de nebulosa, esperando a que tú vuelvas a rescatarlos, aguardando esa señal que nunca llega, algún signo para saber que velas por nosotros allá donde quiera que estés.
Pero no te siento, no estás, ningún vestigio.
Todavía a mi edad, continuo creyendo en las hadas, y a pesar de estar ciega y sorda y muda, a pesar de que cada 11 de mayo me siento herida de muerte, otra vez entorno la puerta de mi fe y espero a que tú la empujes y aparezcas en un halo púrpura o en un soplo de aire de marismas, llenando ese agujero negro tan despiadadamente vacío, tan interminable, tan brutal, tan profundo, tan inhumano.........
Y un 11 de Mayo más, me enfurezco contigo por no salir cinco minutos antes o diez minutos después, me odio a mi misma por no haber sido yo, y blasfemo a este destino que me ha robado un pedazo de mi alma, que me ha prohibido disfrutar de tus canciones, de tus miradas apacibles, tiernas, que me ha quitado tu alegría de vivir.
A cambio me regaló un vidrioso color rojo sangre, un turbulento amasijo de hierros y una cadena perpetua a no sentirte, ni olerte, ni abrazarte......
Voy a recuperar uno de mis primeros textos que tu me inspiraste y que emanan toda la positividad que casi siempre me transmites, aspecto que hoy, 11 de Mayo, no soy capaz de experimentar.
AH! Y si por casualidad me estás escuchando, por favor, visítame de vez en cuando, cántame una alegría a mi soledad, y ya de paso que estás aquí, haz un poquito de compañía a mi negatividad, acuna, aunque sea débilmente, mis miedos y cocina algún brevaje rápido que agote toda esta desfallecida impotencia, porque creéme NO TE IMAGINAS CUÁNTO TE NECESITO!!!.

CON TODO MI AMOR PARA TÍ:
No era un día diferente a otros, no hacía frio, ni tampoco calor.
Tampoco recuerdo bien nuestra conversación, ni nuestra despedida.
Probablemente hablaríamos de temas cotidianos, del fín de semana; con toda seguridad, sonreirías con las gracias de los niños...
Pero no puedo olvidar, la calidez de Tu mirada, tu tierno abrazo que me envolvía llenándome de amor, el olor de tu piel, tus besos llenos de ternura.
Recuerdo, como si de ayer se tratara, tu último adiós, con los brazos levantados al infinito.
Y no puedo olvidar tu entrega a todos, incondicional, por encima de reglas establecidas, de normas instauradas.
Gracias por esa forma de ser, única, mágica que te hacía sentir siempre como en casa y que engrandecía aquellas pequeñas cosas, tiempos compartidos de gestos inadvertidos que ya nunca volveré a sentir.
Aprendí a reir entre tus abrazos y tus risas, conocí el consuelo de un llanto, el alivio de sentir, fascinada, cómo desaparecían las tristezas y supe lo que era añorar una canción de cuna cuando dejé de escuchar tu voz. Supe rodearme de bondad y positividad porque tú me enseñaste a ahondar en las entrañas positivas de cada hombre y cada mujer.
Es esta la razón que, en un día como hoy, ni demasiado cálido, ni lo bastante fresco, yo te ofrezca este homenaje único, para alguien extraordinario, que hizo de una vida corriente, rodeada de gente común, la más especial de las existencias, convirtiendo a todos aquellos a los que amaba en mejores personas, por los que daba la vida sin condiciones, ni preceptos, sencillamente por amor a los suyos.
Ahora siento miedo porque entiendo la soledad de un corazón y parece como si la vida fuera una gota de eternidad que te separa de mí.
Mi homenaje son las raíces de los tuyos, TUS RAICES, que hoy, conducidos por la luz de tu esperanza, se han convertido en árboles jóvenes y fuertes, con ramas erguidas y ogullosas que crecen hacia el infinito para que tu puedas acariciarlas.
Ahora, desde tu estrella, me envías tanto amor que te siento cada día en mis entrañas.
Y aquí estoy, aprendiendo a vivir con tus recuerdos, sin tus miradas, ni tus caricias, intentando ser fiel a tu credo, y mirando al cielo, le pido que te vaya muy bien hasta que por fín volvamos a vernos.
Espero ese día en el que tenga el corazón tan limpio que pueda escuchar desde lo más profundo de mi ser, el eco de tu voz.

viernes, 7 de mayo de 2010

CUARENTÓN MULTIPLICADO POR DOS MÁS UNO

Pasa la vida, pasan los años, como dice la canción, pero lo que perdura para siempre son los recuerdos, todo aquello que hemos vivido, sentido, creado.
Los años sirven para corroborar que el ser humano crece no solo en tiempo transcurrido, sino también en inquietudes, en sabiduría y en bondades.
Hoy, ya octogenario, mantienes intacta tu ilusión, tu imaginación, más desbordante que nunca, te traslada a mundo insólitos y nos cautiva cada día a todos los que tenemos la suerte de llevarte en nuestros corazones.
Hoy, ayer y mañana, nos sentimos orgullosos por formar parte de tu vida.
MUCHAS FELICIDADES PARA UN CUARENTÓN MULTIPLICADO POR DOS MÁS UNO.-

lunes, 3 de mayo de 2010

VOSOTROS, MI MAYOR REGALO

Hoy esta entrada va por tí mi niña.
Ya te imaginas que me has hecho llorar como una magdalena y media, hasta hipo tengo......
Hay una cosa en la que no podemos evitar ser madre e hija, ¿sabes qué es? A pesar de no soportarnos en muchas ocasiones, nos necesitamos la una a la otra desde lo más profundo de nuestras entrañas y esto no cambiará aunque tu cruces 20 océanos y yo tenga el pelo lleno de canas, porque las dos somos AUTÉNTICAS.
Auténticas en querer y también en odiar, en nuestra manera de sentir. No se trata de cómo demostramos nuestros sentimientos sino como lo exteriorizamos a los demás.
Tus ojos parlotean sin tu quererlo todo lo bueno o lo malo que te sucede, y su brillo te delata porque es la muestra más genuina de tu estado de ánimo tan cambiante, tan géminis, tan exclusivo.
Pero ¿sabes qué? yo creo que no eres consciente de lo generosa que eres. Me agradeces que te soporte cada día, cuando la realidad es que no te he tenido que soportar ni uno solo desde la primera vez que te tuve entre mis brazos, tan pequeña, luchando por vivir o morir, elegiste vivir con mayúsculas y no has dejado de hacerlo desde entonces.
Por esa y tantas otras razones has sido un continuo regalo, incluso pienso en momentos en los que no me ha gustado algo que hayas hecho y creéme que no los encuentro o han sido tan insignificantes que se perdieron en el olvido.
En cuánto a mis consejos, creo que sería más justo que el agradecimiento fuera al revés o al menos mutuo. A través de tí he aprendido tantas cosas que nunca hubiera ni imaginado....
No solo de tí, vosotros me aportáis tanto cada día que en realidad no sois conscientes, no sería lo que soy sin nuestras charlas, sin horas de conversaciones, comeduras de coco, coloquios de posturas encontradas, momentos de desencuentros, palique, palique y más palique que cuando sacamos la lengua de paseo no hay quien nos gane.
Incluso he madurado a través de vuestras palabras, vuestros consejos, vuestras advertencias. Hace tanto que perdí la cuenta de las veces que he tirado hacia adelante después de todas estas parrafadas, unas veces, tiernas, otras muy duras, incluso filosoficas, a veces tintadas con reproches y una gran mayoría en las que nos hemos reido hasta no poder más. Nada de ésto lo hubiera vivido sin vosotros.
Y después de todo ésto ¿crees que hay algún esfuerzo y sacrificio en compartir mi vida contigo, con todos vosotros? Te aseguro que no. Me imagino que algo bueno he tenido que hacer en esta vida o en alguna otra para que se me haya concedido un regalo tan grande, porque ésto es lo que sois, mi único, infinito, indescriptible éxito. No hubiera cambiado esta victoria por ningún estatus social, ni triunfo profesional. Cada vez que te observo sin que seas consciente y escucho las risas, la alegría que siempre permanece en la casa, os escucho hablar y compartir entre vosotros toda una vida llena de tenura, de confianza, de constantes muestras de cariño, me hacen pensar en cuánta razón tienes, mi princesita. No tengo derecho a que mis dias malos sean los vuestros, ni tampoco a exagerar ni a hablar con sextos sentidos y no me refiero precisamente a alternar con fantasmas.......
No creas que solo a tí te gusto cuando soy feliz, a mí también me encanta sentirme así y hoy, que he sacado a pasear a mis recuerdos, estoy más segura que nunca en lo que tengo y en lo que puedo perder por mi inexplicable negatividad y siento un escalofrío terrible que me hiela las venas.
Pero como soy la experta madre de una cabeza pensativa, tengo tres master honoris causa, traductora simultánea de pensamientos, especialista en esquivar los dias de "a mi bola", escaladora versada en bajas temperaturas y capaz de torear pequeñas pero acertadas envestidas de orgullo, todas estas aptitudes me han llevado a comprenderte mejor que tu misma, a sentirte muy cerca y a identificarme contigo mucho más de lo que tú piensas.
Yo me quedo con todo lo demás.
Con tus abrazos que cuando los siento sé que son auténticos y proceden directos del corazón.
Con tus risas y tomaduras de pelo, que guardo para mí como una joya.
Con tus conversaciónes, inagotables, inteligentes, audaces, rotundas, con las que tanto he aprendido.
Con tus apoyos incondicionales, siempre tan sinceros y tan acertados, tiernos y cariñosos casi siempre, otros duros e incisivos que me ayudaba a salir de las aguas movedizas.
Con tu forma de bailar que supera cualquier frase que aquí pueda expresar, porque siento tanto que me duele el alma.
Con tu manera de entender la vida, independiente, creando tu mundo, respetando el mío, rodeada de tu gente, acotando parcelas que todo aquel que te conoce es capaz de respetar y de compartir.
Asi que ¿cómo puedo estar tan ciega y no disfrutar cada instante de mi vida con vosotros?
porque este don, este regalo del cielo, de momento, se me ha concedido por partida doble. Sois dos los que me hacéis sentir así, es doble todo este sentimiento, por duplicado todo este cariño y, quién sabe si dentro de unos años, el géminis más pequeño me regalará también todas estas sensaciones y sentimientos. La verdad que tiene dos buenísimos maestros y ya comienza a despuntar como un muy buen alumno.
Si me fuera mañana, me sentiría orgullosa porque dejo el legado más importante que un ser humano puede aportar al mundo. Mi donación es entregarles grandísimas personas, amigos de sus amigos, auténticos, responsables, seguros del camino que deben tomar, con la fuerza suficiente como para no realizar el viaje equivocado, y con la seguridad de que, a pesar de ser tan diferentes, se conocen lo suficiente como para entenderse y soportarse, por lo que sus manos siempre estarán entrelazadas y el cariño que han compartido les acompañará el resto de sus dias.

Por todo esto y tantas otras cosas imposibles de enumerar, Os quiero más que a mi vida y siempre serás tú, mi cabeza pensativa.....tú, mi ordenado calculador, ente maravilloso y único que volará muy lejos y muy alto y tú, mi pequeño de la risa más contagiosa capaz de sumergir toda la casa con tus voces y tus sonrisas.
GRACIAS POR SER MIOS.-