Seguidores

EL RINCÓN DE BENEDETTI.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice y todo
y en la calle, codo a codo
somos mucho más que dos.

sábado, 17 de octubre de 2009

ÉRASE UNA VEZ..

Érase una vez, hace mucho, mucho tiempo.....Solo palabras que me traen a la memoria, maravillosos recuerdos. Historias mágicas, príncipes y heroínas acunándome cada noche. Entonces,mi imaginación infantil e inocente volaba a fantásticos mundos.Hoy, me invade la desesperanza....Después del " fueron felices y comieron perdices..."finaliza el cuento y comienza la historia. La realidad, cruda a veces, amarga otras, nos hacen perder la esencia de esas pequeñas cosas y, solo conservando nuestra ingenuidad, seremos capaces de disfrutar de los detalles sencillos, casi inapreciables.En el caminar del tiempo, la historia fluye para recordarnos quienes somos. Si pudiéramos valorar estos intangibles momentos, nuestras príncipes y heroínas serían menos perfectos, como quien comparten nuestras miserias. Ésos, que no nos olvidan cuando somos invisibles, aquellos que sufren con nuestros miedos, los que nos regalan una risa limpia, un abrazo, un hombro donde apoyarnos.... Caballeros de oxidada armadura que siguen creyendo en nosotros, incluso cuando nosotros hemos dejado de hacerlo y nos enseñan que lo más importante es vivir desde dentro de nuestro corazón. Por fin he descubierto que él siempre estuvo ahí, esperando a que despertara...Y es, en este momento de lucidez, en el que nos aceptemos tal y como somos, despertando a un resplandeciente mañana. Somos invencibles porque creemos en nosotros mismos, sin prejuicios, ni convencionalismos. Historias en las que no es importante el final, porque lo realmente mágico es VIVIR , reír de impotencia y llorar de felicidad, amar sin condiciones y perdonar sin resentimientos.El éxito no es amasar fortunas, ni reconocimientos, sino el que perdura en el tiempo y en el corazón de los que compartieron glorias y derrotas.El mayor triunfo es hacer reír a los que adoras. La mayor gloria envejecer rodeado de los tuyos.La esencia de la vida es la alegría de sus risas, el orgullo de sus triunfos.Esta es la única historia con la que sueño cada noche y que me hace sentirme alguien extraordinario cuando despierto cada mañana.Y este es mi agradecimiento a esos príncipes y hadas que me acompañan cada día compartiendo mis penurias, mis fracasos, mis miedos, y disfrutando de mis éxitos y alegrías.Para vosotros va mi relato porque sin vosotros mi vida no tendría ningún sentido."Y colorín colorado del cuento ya he despertado".

miércoles, 14 de octubre de 2009

OLVÍDATE DE MÍ......

Era éste, su único pensamiento, entre sollozos primero e impotente llanto después, recordaba tantas promesas sin valor, tantos engaños.

Se preguntaba una y otra vez ¿cómo no descubrió la mentira en sus caricias, en sus susurros?Tan segura de sí misma, tan independiente, siempre luchadora, persiguiendo sus principios y viviendo sus finales......

LLena de convicciones y tan necesitada de amores que no reconoció la infamia, ni el egosimo, ni tampoco la prepotencia.

Su corazón estaba completo solo con escuchar sus palabras, queriendo oir promesas que no eran más que frases noveladas, necesitando sentir su piel sin reconocer unas caricias aprendidas.

Ella buscaba entre sus brazos calidez y se dejaba llevar con el simple contacto de su piel.

No era consciente, entonces, de esa forma de actuar. "Lo mío no es tuyo, pero lo tuyo sí es mío". Sutilmente siempre encontraba alguna explicación para excusar sus comportamientos egoistas, sus formas prepotentes, sus celos infundados que siempre le hacían sentir culpable.

Poco a poco, casi sin querer comenzó a sentirse chiquitita, ¿dónde estaba la mujer libre y autosuficiente? Había muerto entre sus abrazos, se había ahogado en sus besos.

Ahora sus ojos, bañados en lágrimas, la recordaban los espejismos vividos a su lado. Esa mañana, no reconocía a esa ojerosa mujer que aparecía desnuda frente al espejo y solo veía sus propias cenizas. Su alma magullada, le recordaba que no había sido un sueño. Estaba muerta y ahora lo sabía. Él la había robado su esencia, había encogido su sensibilidad hasta conducirla al abismo de la desesperación.
No sería fácil, a sus años, volver a empezar, recobrar su identidad. Para ello debía superar su impotencia y sus rencores, debía buscar, solamente, en su interior y recuperar ese pequeño rescoldo que todavía, en sus entrañas, le recordaba quién fue. Existió un día, no hace tanto tiempo, ella culminó la cima del éxito, una vez fue valiente para enfrentarse al mundo sin prejuicios.
Ahora, solo es capaz de imaginar cómo será su libertad y, sin miedo, volará hacia un futuro lleno de esperanza.
Y es aquí y ahora donde comienza esta historia.........

domingo, 4 de octubre de 2009

HOY

Una vez estremecí entre sus brazos, sus miradas penetraron hasta lo más hondo de mi ser, una vez y durante un instante estuve viva y amé. Hoy me pregunto si fue un sueño, si solo existió en mis pensamientos, si acaso, fue mi imaginación, mi necesidad de sentirme amada... Si existió, Ya no está. Se desvaneció, como el velero que se pierde en la niebla, como una nostálgica mirada no extraviada en el horizonte. Hoy trato adentrarme en sus pensamientos y no encuentro más que una abismo negro e infinito.
Ahora sé, que en la vida, nada es para siempre y el deliro es efímero y da paso al cariño y éste a la monotonía que acaba con cualquier rescoldo de amor.
Ya no busco sus abrazos ni sus caricias. Me adentro en su mirada y encuentro un compañero, un camarada. Hace tiempo que solo hay sentimimentos de respeto y fidelidad.
Pero existe todavía un trozo de mi ser, que en constante rebeldía, no quiere olvidar , tantos sentimientos vividos, tantas sensaciones sentidas. Aquellas dulces noches, cuántas caricias inventadas, la pasión de unas manos entrelazadas, el olor de dos cuerpos estremeciéndose.
Hoy, de nuevo, quiero acariciar esa emoción, necesito sentirme viva de nuevo. Lucho encarnizadamente entre la razón y el corazón. Grito al viento para que vuelvas, pero no me oyes y te alejas.....Estás tan lejos que ya no te veo.